Vemödalen.

El sentimiento de que todo está fotografiado. Nos negamos a creer que sea verdad. Tenemos miedo a estar equivocados.

 

Comemos doritos. Nos hacemos cientos de kilómetros por una foto. Atormentamos con trap al conductor. Y a la vuelta sentimos que ya está todo visto, que para qué tanto esfuerzo. Siempre llegó alguien antes, siempre llegó más lejos y mejor. Sentimos que contribuimos a convertirlo todo en mercancía, en algo sin valor más allá de lo económico.

Lo bueno es que no hacemos nada de esto para todo el mundo. Aunque queremos compartirlo, lo hacemos para nosotros y sólo para nosotros. Y dentro de las paredes de nuestro cuarto, no existe el vemödalen.

 
 

Somos una publicación mensual. Nos comprometemos a tener una edición cerrada a fin de cada mes pero no nos comprometemos a que tengan coherencia entre ellas. Sí prometemos que contarán una historia. 

Estamos fuertemente inspirados por Kage Collective, no lo negamos. Y eso nos retroalimenta en nuestro sentido de vemödalen.

¿Quiénes estamos en esto? Sigue leyendo.

 

Miguel Hernández | @miguelhernandez.streetphoto

Aficionado, autodidacta, fotógrafo profesional a ratos, rasgacuerdas (también soy músico), distraído, perplejo, fascinado con lo mutable, curioso, cómodo, conciliador.... esto para empezar. Empecé a fotografiar hace muchos años porque no sabía pintar (o no me sentía capaz de aprender), y poco a poco he interiorizado el lenguaje fotográfico como canal de desarrollo personal. No me interesa lo objetivo, no me interesa la realidad a través de la cámara. Creo que hay más verdad en lo ambiguo, en los trazos y en el recuerdo borroso que en la nitidez de lo evidente.

De siempre he vivido la creación fotográfica como un onanismo artístico, pero en este proyecto que nos reúne quiero convertirlo en orgía.

Tania | @rocknrollaf

Tania dice no sé qué excusa sobre que no tiene cobertura y que no sabe escribir sobre sí misma. Así que como primer editor, me tomo la confianza de escribirlo yo. Por eso esto está en tercera persona, porque es verdad que no lo ha escrito ella. Escucha más trap del que recomiendan las autoridades sanitarias, estudió psicología para analizarme, criminología para poder get away with murder, y amo ver sus contestaciones cuando alguien sólo ve pechos en sus fotos. Es libre, fuerte e independiente pero un poco torpe. Y aún así se mete con la cámara en todos los ríos y todavía no la ha perdido. Yo no lo entiendo.

Me ha descrito él mejor de lo que lo haría yo, así que así se queda.

Sergio Moratilla | @sergiomoratilla | www.sergiomoratilla.com

¡Hola! Soy Sergio, vivo en Madrid pero preferiría hacerlo en Amsterdam, no tengo olfato pero por lo que comentan sólo sirve para quejarse cuando algo apesta. He tenido muchos blogs que no sobrevivieron porque los abandoné sin piedad. Me crié en una casa llena de arte y por eso elegí la ingeniería como profesión. Lo de la cámara vino algún año después, otro día entre cañas os cuento esa historia.

Me gusta la fotografía construida. Amo salir a un sitio maravilloso con gente maravillosa. La luz es lo más. Mi estilo es directo pero no sencillo. Saco el lado más íntimo de las personas. Me importa la naturalidad y creerme la historia que cuenta la fotografía. Me obsesiona sacar el resultado en cámara y no en el ordenador. 

Y como llevo mucho hablando de lo que me gusta, hablemos de lo que no. Lo segundo que más odio son las bio en tercera persona, porque todos sabemos que lo has escrito tú. Lo primero son las lentejas. Porque nunca me creí lo de que tuvieran mucho hierro.

Nerea de Cos | @nereadecos | www.nereadecos.com

Aprendí a disparar cuando era pequeñita con la Pentax K1000 de mi madre, y con ella sigo disparando a día de hoy.

Hago fotos por necesidad y a veces también por trabajo. Cada día me debato entre lo que veo, lo que me inspira y lo que me sale de dentro, intentando encontrar mi estilo propio dentro de este mundo loco que es la fotografía en el Siglo XXII. 

Pocas cosas tengo claras pero una de ellas es que el analógico no debe morir, por eso lo he convertido en mi forma única de expresión en mi trabajo personal. Shoot film, stay broke.

María Valles | @merystudios | www.innocencestudios.com

Todo el mundo necesita una vía de escape, y esta es la mía. Escribo, diseño y fotografío en porciones variables, según la época. Llevo un tiempo cazando luz. Muchas veces me encuentro a mí misma ante la lente o entre la tinta y el papel; autorretratarse, creo que se llama. ¿Que qué me mueve a hacer lo que hago? La pasión es la respuesta más acertada a esto. El hecho de que el propio acto de creación me haga sentir viva. Algunos días me llamo artista, y otros muchos simplemente sonrío y escondo la cara tras un cuaderno lleno de garabatos e ideas.

Lo cierto es que el arte me alimenta las ganas de vivir, así que es fácil encontrarme en la puerta de alguna exposición. Sin venir a cuento, también me encanta el café. Lo raro es que no haya empezado por ahí…

Andrea Abril | @andreaabril | www.andreaabril.com

Hace poco mi gata dijo que uno de mis defectos era la melancolía, puede que por eso siga disparando en analógico. Me he equivocado muchas veces en mi vida, pero corrijo el rumbo y ahora parece que tengo un poco más claro a dónde quiero ir. La fotografía y escribir están entre mis cosas preferidas, junto con viajar, la cerveza y pasear por playas vacías. Colecciono proyectos que casi nunca pongo en marcha, así que conozco bien la frustración. Tengo el presentimiento de que acabaré sola rodeada de libros, cámaras y gatos y me parece un futuro de lo más prometedor.